30 F
Rhode Island
enero 22, 2021
El Dinamico Latino
Al Instante New York

Dominicanos vuelven a entrar en pánico, Alto Manhattan declarado Zona Amarilla por rebrote de coronavirus

NUEVA YORK._ Aunque está promoviendo que en las próximas semanas se comenzará a usar una de las vacunas preventivas para evitar el contagio de COVID-19, gran parte de los dominicanos radicados en el Alto Manhattan, han vuelto a entrar en pánico después que el gobernador Andrew Cuomo anunció que el barrio con mayor población de criollos en el mundo, ha sido declarado Zona Amarilla por los rebotes de la pandemia.

El Departamento de Salud de la ciudad reportó la semana pasada que en los códigos postales que identifican los vecindarios del vecindario, 10031, 10032, 10032 y 10040, se han estado registrando dramáticos aumentos del rebrote que lo sitúan con el más alto porcentaje del condado de Manhattan.

En centros comerciales, esquinas, lavanderías, bodegas, barberías, salones de belleza, agencias de viajes, clínicas, taxis y otros puntos donde confluyen diariamente cientos de dominicanos y dominicanas, la situación es uno de los temas de conversación.

Hay quienes lo toman con parsimonia, pero muchos otros entran en pánico, especialmente cuando familiares que perecieron en el pico de la pandemia, entre marzo y abril de este año.

“Eso no se quiere ir”, dijo la señora Patricia Ventura que estaba comprando en una bodega.

“Lo han dicho muchas, somos necios, el virus no se acaba y se quedará para siempre como si fuera la gripe”, vaticinó Rafael Pérez, quien trabaja en un estudio fotográfico y perdió a su madre y un hermano.

Carmen Acosta, cuyo abuelo murió en un centro de ancianos en el Alto Manhattan, dijo esperar que las vacunas preventivas lleguen pronto a Nueva York, porque no quiere ver más tragedias en su familia.

“Un primo mío estuvo más de cinco meses entubado en cuidados intensivos y se salvó de milagro de esa vaina”, añadió la dominicana.

“Nos jodimos, el gobernador y el alcalde van a tener que cerrar los negocios de por aquí otra vez”, señaló Papito Taveras, quien vende electrodomésticos y ropa usada en una cuadra del Alto Manhattan.

Junto al Alto Manhattan, cuyo nombre oficial en inglés es Washington Heitghs (Altos de Washington), abarcando los sectores de Inwood y Hamilton Heitghs, colindando con el Oeste de Harlem hasta la calle 115 y con Marble Hill en las proximidades de El Bronx, después de la calle 225, se han colocado en Zona Amarilla los condados de Staten Island, Nassau y Suffolk en Long Island.

En las zonas amarillas, la cantidad de personas que pueden reunirse está limitada a  25, pero las iglesias a un 50%, los restaurantes al 25% de su capacidad total, especialmente los más amplios.

Los negocios reabiertos en la baja de la segunda fase, siguen operando, aunque donde hay horarios nocturnos y no son esenciales, tienen que cerrar a las 10:00 de la noche, incluyendo los fines de semana, hora a la que también deben finalizar la venta de bebidas alcohólicas.

En las cabinas y carpas que los restaurantes han colocado en sus frentes pueden comidas y bebidas todo el día, pero adentro deben tener un máximo de 10 personas con mesas divididas y protegidas, mascarillas y guardar la distancia social.

El gobernador Cuomo dijo que el estado establecería un centro de tratamiento temporal de coronavirus en el área de South Beach en Staten Island.

“El rebrote en Staten Island es de tal nivel que está sobrepasando la capacidad hospitalaria. Y los hospitales nos han contactado y dicen que necesitan camas de emergencia en Staten Island”, añadió Cuomo.

Dijo que en Staten Island habrá que instalar hospitales móviles y temporales como se hizo en la ciudad en el pico de la pandemia.

El alcalde, Bill de Blasio, adelantó que toda la ciudad podría caer en la categoría de Zona Amarilla en los próximos y que la alcaldía tratará de mantener las escuelas abiertas.

Dijo que hay mucha esperanza por las vacunas preventivas esperando que lleguen a Nueva York a partir del 11 de diciembre a más tardar.

El concejal dominicano del distrito 10, Ydanis Rodríguez declaró anoche en un comunicado que “enfrentamos muchos desafíos en el norte de Manhattan, el más problemático, el impacto del coronavirus. Nuestra comunidad ha sido declarada Zona Amarilla y, como comunidad, debemos seguir haciendo nuestra parte para mantenernos todos seguros”

Dijo que seguirá trabajando con organizaciones locales para asegurar que se entreguen los alimentos, medicamentos y servicios a los más necesitados para mantener la comunidad segura y saludable.

 

 

Leave a Comment