31.75 F
Rhode Island
enero 23, 2021
El Dinamico Latino
Al Instante Nacionales

El mundo no está preparado para administrar la vacuna contra el covid-19

(CNN) — Las vacunas requieren mantenerse en frío, nada más mira la opción de Pfizer contra el covid-19, que tiene que estar ultracongelada. Y eso será un problema para los países en desarrollo y para las áreas rurales de los países desarrollados.

 

La «cadena de frío» es solo uno de los desafíos en la distribución de vacunas en todo el mundo.

 

Hay muchos otros: decisiones sobre poblaciones prioritarias y bases de datos para realizar un seguimiento de quién recibió qué vacuna, dónde y cuándo. Además, diferentes vacunas pueden tener más o menos eficacia con diferentes grupos de población; y los gobiernos necesitarán campañas de relaciones públicas para persuadir a la gente de que las vacunas son seguras.

 

Pero la logística del transporte y almacenamiento de las vacunas, llevarlas desde la puerta de la fábrica hasta el brazo del paciente, es fundamental. Y como es probable que la mayoría de las vacunas requieran dos dosis, toda la cadena de necesidades debe repetirse en unas semanas.

 

La vacuna Pfizer-BioNTech debe mantenerse a alrededor de -70 grados Celsius mientras se transporta. Eso es 50 grados Celsius más frío que cualquier otra vacuna que se use actualmente.

 

Moderna indica que su vacuna se puede guardar en congeladores que normalmente se encuentran disponibles en farmacias y en un refrigerador durante 30 días. Pero es probable que haya menos dosis de la vacuna de Moderna que de Pfizer disponibles durante el próximo año.

 

Los ensayos de fase 3 han demostrado que ambas vacunas tienen una efectividad de alrededor del 95%, pero los reguladores aún no han revisado los resultados.

 

El miércoles, el director ejecutivo de BioNTech, la empresa de biotecnología alemana asociada con Pfizer, reconoció el problema del control de temperatura.

 

«Trabajamos en una formulación que podría permitirnos enviar la vacuna incluso a temperatura ambiente», dijo Ugur Sahin a CNN. «Creemos que en la segunda mitad de 2021 habremos llegado con una formulación comparable a cualquier otro tipo de vacuna».

 

Pero mientras tanto, el secretario de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Alex Azar, cree que la opción de Moderna es «más flexible» para entornos como un farmacéutico local. La de Pfizer, dijo el lunes, sería más adecuada para «una gran vacunación institucional, digamos todo un entorno hospitalario, varios hogares de ancianos a la vez».

 

Pfizer planea enviar hasta 1.300 millones de dosis el próximo año, lo que requiere una gran cantidad de hielo seco (dióxido de carbono en forma sólida a alrededor de -78 grados Celsius) y muchas cajas isotérmicas. Las cajas tienen capacidad para 975 viales (4,875 dosis) y se pueden rellenar con hielo seco hasta por 15 días de almacenamiento.

 

Pfizer prueba la cadena de suministro en cuatro estados de EE.UU. Su director general, Albert Bourla, dijo el miércoles que no tiene «preocupaciones» sobre los requisitos de la cadena de frío.

 

Pero el envío de una vacuna de este tipo puede plantear grandes desafíos. El Dr. Jarbas Barbosa, subdirector de la Organización Panamericana de la Salud, dijo a CNN que «las áreas rurales y urbanas de cualquier país del mundo no están preparadas para administrar esta vacuna hoy».

 

«Entonces, ¿quién está preparado en el mundo? Nadie».

 

Un problema es la disponibilidad de hielo seco.

Leave a Comment