58.44 F
Rhode Island
junio 23, 2021
El Dinamico Latino
Al Instante Mundo

Hacia adelante por el crecimiento económico, social equilibrado, incluyente y sostenible

“El desarrollo sostenible nos brinda la posibilidad para integrar un enfoque sistémico y sostenible en la toma de decisiones. Esto nos permitirá marcar un parteaguas en la forma de planear, diseñar, ejecutar, evaluar y atraer inversión para el desarrollo sostenible nos brinda una hoja de ruta para avanzar de manera conjunta hacia un futuro con calidad de vida, para ésta y las siguientes generaciones.” 

Nos enfrentamos, a esta crisis misma que puede ser la mayor crisis desde la Gran Depresión de 1929, por lo que es necesario que cada país determinar las medidas que se deberán adoptar para no profundizar la desigualdad ni la pobreza.

La crisis provocada por la pandemia del coronavirus no ha hecho más que agravar la situación de las mujeres y niñas por violencia de pareja y otros tipos de violencia doméstica debido a un aumento de la tensión en el hogar, además, la salud y los derechos sexuales y reproductivos son un aspecto significativo de la salud pública que requiere gran atención durante las pandemias. Los embarazos y partos seguros dependen de sistemas sanitarios funcionales y de una adherencia estricta a la prevención de infecciones las mujeres representan globalmente el 70 % del personal en el sector social y sanitario, se debería prestar especial atención a cómo su entorno de trabajo puede exponerle a la discriminación, así como a su salud sexual y reproductiva y sus necesidades psicosociales como trabajadoras sanitarias de primera línea.

Por lo que solo Juntos, que alienta a poner las vacunas contra la COVID-19 a disposición de todas las personas en todos los lugares, este año de crisis ha causado una gran oleada de sufrimiento, e l virus ha matado a más de 2,5 millones de personas y ha dejado con secuelas a largo plazo a varios millones más, las familias y las economías se tambalean.

Ahora, gracias a la promesa de las vacunas, podemos ver algo de luz al final del túnel, la comunidad científica ha hecho maravillas para desarrollar vacunas seguras y eficaces en tiempo récord, tenemos la herramienta para frenar en seco a la COVID-19, las vacunas contra el COVID-19 deben considerarse un bien público mundial, los Gobiernos y las empresas deben compartir las dosis y la tecnología para aumentar el radio y la velocidad de distribución ya que solo juntos podemos proteger al personal sanitario y a las personas más vulnerables del mundo.

Debemos sumar esfuerzos, priorizar e implementar intervenciones en el ámbito nacional y con gran despliegue territorial, permitirá salvar vidas y contribuir a que el país pueda avanzar en la reactivación económica segura, solo juntos podemos revitalizar nuestras economías y poner fin a la pandemia y lograr la recuperación y solo así podremos volver a hacer lo que más nos gusta.

Así, mismo las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU Mujeres) anima a los gobiernos a tomar cinco medidas específicas.

En primer lugar, deben asegurar que las necesidades de médicas y enfermeras estén integradas en cada ámbito de las actividades de respuesta, mínimo, significa asegurar que productos de higiene menstrual como compresas y tampones se encuentren disponibles para las proveedoras de cuidados y personal de primera intervención. Deben formar parte del equipo de protección personal,

Segundo, asegurar que las líneas directas y los servicios dedicados a las víctimas de violencia doméstica se consideren servicios esenciales, mismo que implica que se mantengan abiertos y que los organismos de seguridad estén concienciados de la necesidad de responder a las víctimas.

Pueden seguir el ejemplo de Quebec y Ontario, que han añadido los refugios para mujeres supervivientes a la lista de servicios esenciales.

Tercero, los rescates y medidas de estímulo deben incluir medidas de protección social que reflejen las circunstancias especiales de las mujeres y reconozcan la economía asistencial, elloimplica asegurar las prestaciones de los seguros sanitarios a quien más las necesitan, además de conceder bajas por enfermedad y/o pagadas a quienes no puedan acudir a su puesto de trabajo debido al cuidado de niños o personas mayores en casa.

Cuarto, los líderes deben encontrar la forma de incluir a mujeres en la toma de decisiones de respuesta y recuperación e incluir voces de mujeres en la toma de decisiones, tanto a nivel local como municipal o nacional, dará mejores resultados, la respuesta al ébola se benefició de la inclusión de diversos grupos de mujeres.

Quinto, los responsables políticos deben prestar atención a lo que ocurre en los hogares y apoyar un reparto igualitario de la carga de cuidados entre hombres y mujeres, es una gran oportunidad para des estereotipar los roles de género que están presentes en muchos hogares alrededor del mundo, una acción concreta para los gobiernos, particularmente para los dirigentes masculinos, es unirse a nuestra campaña pidió que la prevención de la violencia contra las mujeres formase una parte esencial de los planes de respuesta nacionales frente al COVID-19.

La Agenda 2030 es un ejercicio sin precedentes, ambicioso y de carácter transformador, que establece una hoja de ruta para la humanidad para transitar hacia un modelo de desarrollo sostenible, su puesta en marcha requiere de la participación de todas las personas del mundo, sin distinción alguna, de esta manera aseguramos que sea una visión de desarrollo sostenible para los países del mundo, construida a partir de los insumos de más de dos mil actores de todo el país, articulados en torno a un proceso amplio y participativo que busca dar orientación sobre el rumbo del país para lograr una transformación profunda que asegure el bienestar de las generaciones presentes y futuras de nuestro país.

Por ello, la única manera de asegurar la sostenibilidad del desarrollo y una transformación de raíz, es mediante una cooperación multi-actor tangible, que trascienda las barreras reales e imaginarias que nos dividen. Construyamos entre todas y todos un México donde nadie se quede atrás.

“Debemos combatir el virus por el bien de la humanidad, centrándonos en las personas, particularmente, en las más afectadas: mujeres, personas mayores, jóvenes, trabajadores precarios, pequeñas y medianas empresas, el sector informal y los grupos de riesgo.” António Guterres

Araceli Aguilar Salgado Periodista, Abogada, Ingeniera, Escritora, Analista y comentarista mexicana, del Estado de Guerrero, México. 

Leave a Comment