62.62 F
Rhode Island
abril 19, 2021
El Dinamico Latino
Al Instante Lo ultimo

Las acciones para la reconstrucción del mundo en el siglo XXI

“El primer cambio geopolítico es mental e individual, es saber y aceptar que los milagros no nos devolverán un mundo que ya no existe y que el que hay que construir es uno sobre valores como son sociedades libres y fuertes.” Antonio Navalón 

La pandemia de COVID-19 ha producido disrupciones en el funcionamiento normal de los mercados abiertos, la conectividad de las cadenas mundiales de suministro y el flujo de bienes esenciales, y que esas disrupciones obstaculizan la lucha contra la pobreza, el hambre y la desigualdad, socavando en última instancia los esfuerzos por hacer realidad la recuperación misma que debe ser transformadora dando respuesta inmediata a la crisis y al mismo tiempo construir las bases para que el patrón emergente permita superar los problemas centrales del viejo patrón, a saber, la desigualdad, el crecimiento más lento e inestable, y la destrucción del medio ambiente.

Para ello, en la respuesta se tienen que articular los frentes social, económico y ambiental.

Las políticas de gran impulso para la sostenibilidad tienen por objeto dar esa respuesta integrada, explorando las complementariedades entre los distintos objetivos, en particular los círculos virtuosos que pueden alcanzarse entre la igualdad y la construcción de capacidades locales con el crecimiento sostenible y la igualdad.

Las acciones para alcanzar y lograr una recuperación pos pandemia sostenible e inclusiva e implementación de  acciones a nivel global para asegurar un mayor liderazgo, mayores recursos y mejores soluciones , con aplicación de acciones nacionales que impliquen una transición en materia de políticas públicas, presupuestos, instituciones y marcos legales a todos los niveles del gobierno, y acciones de las personas, que incluyan a los y las jóvenes, la sociedad civil, los medios, el sector privado, los sindicatos, el sector académico y demás interesados para generar un movimiento que impulse los cambios necesarios, como el de avanzar hacia sociedades más igualitarias, sostenibles ambientalmente, en un contexto de paz y cooperación en el sistema mundial.

El reto de implementar políticas que mitiguen estos efectos y los desafíos para generar una reactivación económica sostenible e inclusiva efectivamente:

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible: Es un plan de acción mundial a favor de las personas, el planeta y la prosperidad, basado en 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que se desagregan en 169 metas, que abarcan 5 esferas de acción: las personas, el planeta, la prosperidad, la paz y las alianzas, mismos que se medidas a través de 230 indicadores globales, que tiene por objeto asegurar el progreso social y económico sostenible en todo el mundo y fortalecer la paz universal dentro de un concepto más amplio de la libertad.

La recuperación sostenible y resiliente que promueva las dimensiones económica, social y ambiental del desarrollo sostenible:

Forjar una vía inclusiva y eficaz para el logro de la Agenda 2030 los Objetivos de Desarrollo Sostenible 1 (fin de la pobreza), 2 (hambre cero), 3 (salud y bienestar), 8 (trabajo decente y crecimiento económico), 10 (reducción de las desigualdades), 12 (modalidades de consumo y producción sostenibles), 13 (acción por el clima) y 16 (paz, justicia e instituciones sólidas) y el Objetivo 17 (alianzas para lograr los Objetivos)  integrados, indivisible y universal de los dichos ODS que reforzará la interfaz entre la ciencia y las políticas y podría proporcionar un sólido instrumento con base empírica para ayudar a los responsables normativos a promover la erradicación de la pobreza y el desarrollo sostenible

La Agenda de Acción de Addis Abeba el acuerdo mundial en términos de financiamiento del desarrollo sostenible, ya sea público o privado, nacional o internacional, e identifica siete esferas intersectoriales donde se deben concentrar los esfuerzos: 1. prestación de protección social y servicios públicos esenciales para todos; 2. ampliación de los esfuerzos para poner fin al hambre y la malnutrición; 3. superación de carencias en materia de infraestructura; 4. promoción de la industrialización inclusiva y sostenible; 5. generación de empleo pleno y productivo y trabajo decente para todos y promoción de las micro, pequeñas y medianas empresas; 6. protección de ecosistemas; y 7. promoción de sociedades pacíficas e inclusivas.

Los principales temas que recorre este documento son la cooperación internacional para el desarrollo sostenible, los sistemas tributarios, la sostenibilidad del endeudamiento externo, la ciencia y la tecnología, las innovaciones y el comercio, las cuestiones sistémicas (tales como la gobernanza económica mundial, democratización de las instituciones financieras internacionales, volatilidad del precio internacional de productos básicos, y las migraciones internacionales), incluye referencias tanto a la movilización de recursos financieros internos como internacionales, ya sean públicos o privados, y sienta las bases para el establecimiento de un Mecanismo de Facilitación de la Tecnología para promover su transferencia.

El Acuerdo de París un documento jurídicamente vinculante que refuerza la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, se ha convertido en el referente de planificación de políticas y adopción de medidas de prevención y adaptación al Cambio Climático a nivel global.

Su objetivo de combate al cambio climático se expresa en la meta de mantener el aumento de la temperatura mundial en este siglo muy por debajo de los 2 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales, orientando los esfuerzos hacia el logro de un límite de aumento de 1,5 grados centígrados, que promueve un marco tecnológico sostenible, la mejora de las acciones de fomento de capacidades nacionales de acción frente al cambio climático y sus consecuencias y la movilización de los recursos financieros que ello requiere.

Que establece un mecanismo para contribuir a la mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero y obliga a todos los países que la ratifiquen a presentar “contribuciones determinadas a nivel nacional” e informen periódicamente sobre sus emisiones y sobre sus esfuerzos de aplicación, creando un inventario nacional de emisiones que se actualiza cada cinco años para evaluar los progresos realizados e informar sobre nuevas medidas individuales adoptadas o a adoptarse por los países.

Los principios de la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo: Documento que impulsar una nueva forma de cooperación entre los Estados, los sectores y las personas.

Con el objetivo de establecer una alianza mundial nueva y equitativa mediante la creación de nuevos niveles de cooperación entre los Estados, los sectores claves de las sociedades y las personas, procurando alcanzar acuerdos internacionales en los que se respeten los intereses de todos y se proteja la integridad del sistema ambiental y de desarrollo mundial,
reconociendo la naturaleza integral e interdependiente de la Tierra, nuestro hogar.

En sus 27 Principios abarca tales cuestiones como la protección del medio ambiente; la relación entre el desarrollo económico, sostenible y ambiental; la cooperación entre los países para proteger, preservar y restablecer “la salud” y los recursos naturales de la tierra; la responsabilidad de los Estados a promulgar las leyes eficaces sobre el medio ambiente; la participación ciudadana en la protección del medio ambiente, entre otras.

El de las responsabilidades comunes pero diferenciadas, que se enuncia en el principio 7 de esa Declaración a este respecto, el compromiso de erradicar la pobreza en todas sus formas y dimensiones, como el mayor desafío a que se enfrenta el mundo y un requisito indispensable para el desarrollo sostenible, acabar con el hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible, de evitar la escasez de alimentos, de reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos y de salvaguardar la seguridad alimentaria, la adopción de medidas destinadas a posibilitar el acceso a alimentos seguros, suficientes, asequibles y nutritivos para garantizar una vida sana y promover el bienestar de todos a todas las edades.

Lograr un crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible y el trabajo decente, promover la igualdad de remuneración por trabajo de igual valor, reducir las brechas de participación e ingreso en el mercado de trabajo y procurar el acceso universal a la protección social, reducir la desigualdad en los países y entre ellos.

Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles, y de que la población tenga la información y los conocimientos pertinentes para el desarrollo sostenible y los estilos de vida en armonía con la naturaleza, en cuando el clima, promover sociedades justas, pacíficas e inclusivas, así como también reducir sustancialmente la corrupción en todas sus formas, y a fortalecer los medios de implementación y revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible para crear un mundo más inclusivo, resiliente y sostenible.

La pandemia del Con-19 y la inminencia del colapso abren a un proceso de liberación cognitiva, a través del cual puede activarse no solo la imaginación política tras la necesidad de la supervivencia y el cuidado de la vida, sino también la interseccionalidad entre nuevas y viejas luchas sociales, étnicas, feministas y ecologistas, todo lo cual puede conducirnos a las puertas de un pensamiento holístico, integral, transformador, hasta hoy negado.” Maristella Svampa 

Araceli Aguilar Salgado Periodista, Abogada, Ingeniera, Escritora, Analista y comentarista mexicana, del Estado de Guerrero, México.  

Leave a Comment