54.84 F
Rhode Island
octubre 26, 2020
El Dinamico Latino
Nacionales

Pueden los demócratas destituir Trump?

Por Esteban Cabrera

La figura del Impeachment, o acusación al presidente estadounidense es tan vetusta como la propia constitución. Primero, vamos a ver qué es el Impeachment, según la Constitución Americana, se define como una herramienta de máxima excepcionalidad. Con ella el poder legislativo puede en la práctica revertir la voluntad del pueblo, es decir, el poder legislativo puede destituir al presidente.

Visto así, esto es tan serio que implica la negación directa del régimen electoral democrático. El “Impeachment” es un proceso en el que el presidente ha cometido delitos grabes. Pero antes, estos delitos deben ser minuciosamente investigados por la Cámara de Representantes; estos delitos deben ser casos que envuelven traición a la patria, soborno y otros crímenes o delitos grabes, que la propia constitución no especifica.

Para que podamos entender bien el proceso del “Impeachment”, vamos a revisar los antecedentes que existen en el sistema estadounidense: Fundamentalmente, esta democracia se forjó bajo el concepto de limitar el poder de los políticos. Esa condición es la que diferencia la constitución estadounidense de las demás constituciones del mundo. Justamente eso explica la figura del “Impeachment”. O Juicio al presidente.

Los padres fundadores previeron y se tomaron muy en serio la destitución del presidente y otros importantes cargos. Lo definieron como un juicio político, en el que el presidente puede ser juzgado políticamente, pero no penal por el mismo hecho. Por lo que ningún juez puede intervenir en ningún momento del proceso ni el presidente puede ser acusado penalmente después del juicio.

En el “Impeachment” solo interviene un solo juez, el Presidente de la Suprema Corte de Justicia que ordena el funcionamiento del juicio político una vez pasa al senado. Pero esta es una decisión de los senadores.

En casi 250 años de historia de EEUU, todavía no se ha visto el primer “Impeachment”. Solo se han iniciado tres, incluyendo la intentona contra Trump.

Cuál es el proceso a seguir hasta la destitución del presidente?

Deben existir pruebas de alguna violación a la constitución por parte del presidente Una vez se tiene esto, cualquier miembro de la Cámara de Representante puede proponer el “Impeachment”. En el Caso del presidente Donald Trump, ha sido la propia presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi quien lo ha propuesto.

Luego de la acusación, se designarán los comités que investigarán la veracidad de las acusaciones, después, estos comités redactan uno o varios artículos que son votados individualmente o en conjunto por la Cámara de Representantes, eso significa que presentarán cargos contra el presidente.

Entonces el escenario se traslada al Senado, que es el que juega el rol protagónico de todo el proceso. Es en realidad en este hemiciclo donde se lleva a cabo el juicio político. El tribunal que se forma está compuesto por miembros de la Cámara de Representantes que actúan como fiscales y miembros del Senado que actúan como jurados. Si los senadores votan por una mayoría de dos tercio, eso significa que el jurado declarará culpable al presidente, produciéndose ipsofacto su destitución y el traspaso de todos sus poderes al vicepresidente.

En Estados Unidos se han presentado dos Impeachments, una dimisión y cero destitución

En toda la historia del país, solo se han visto el caso del presidente Andrew Johnson, quien era vicepresidente de Abraham Lincoln, el de Richard Nixon, que en realidad nunca se puso en marcha porque dimitió deteniendo la acción del “Impeachment” y el de Bill Clinton que fue acusado por mentir en el sonado caso de Mónica Lewinsky.

Finalmente el caso Trump, acusado por Nancy Pelosi por el caso Ucrania, que sindica al presidente con el supuesto delito de presionar al presidente de ese país, para que hagan por él el trabajo sucio contra sus contrincantes. Acusan a Trump de soborno y de montar una diplomacia paralela.

Los demócratas están jugando a tener una pistola humeante a escasos meses de las elecciones, es como si fuera la última parada de su tren, parecen atrapados en sus propias trampas, desesperados con unas elecciones a la vuelta de la esquina. Sin embargo es muy improbable que los senadores republicanos, que son la mayoría apoyen esa quimera de los demócratas, por lo que se espera que el “Impeachment” fracase en el Senado, entonces tendrán a un Donald Trump robustecido y victimizado, esto sumado a un excelente manejo de la economía y una política exterior perfectamente bien manejada, le habrán puesto el triunfo electoral en bandeja de plata.

Leave a Comment