33.13 F
Rhode Island
octubre 31, 2020
El Dinamico Latino
Massachusetts

Sepultan guardaespaldas dominicano asesinado en Massachusetts cuando defendía dueño de negocio

NUEVA YORK._ Los restos del dominicano Jorge Luis Frías (Kelvin), y que fungía como el guardaespaldas del dueño de un negocio de Hooka en Methuen (Massachusetts), asesinado de un balazo en la cabeza a finales de julio cuando intervino en una discusión entre el comerciante y su matador, fueron sepultados el jueves en el cementerio Santa María Inmaculada en Lawrence, después de ser velados en una manifestación de duelo en la funeraria Farrah Funeral Home, tras morir el 31 de julio en un hospital.

Remy Salazar, de 24 años de edad fue arrestado y acusado por el asesinato de Frías, quien falleció el 31 de julio en un hospital de Boston donde fue llevado en estado crítico.

Salazar, huyó de la escena y fue capturado al día siguiente del homicidio.

Los investigadores dicen que el asesinato ocurrió cuando el acusado y Robert Díaz Méndez, de quien el muerto era empleado fungiendo como su guardaespaldas, comenzaron a discutir debido a que el matador estaba violando los protocolos de COVID-19, en el negocio “Hooka Store”, durante una juerga en la que participaron unas 25 personas, según medios de Lawrence.

El periódico local Eagle Tribune reseña que Díaz Méndez, le pidió a Salazar ajustarse a los procedimientos y fue entonces cuando el matador se violentó por lo que Frías se acercó a ambos discutidores y le dijo a su asesino que se fuera.

Salazar, salió del negocio pero regresó poco después armado, profiriendo insultos desde la calle y luego de disparó a Frías en la cabeza.

Testigos dijeron que la víctima estaba actuando como un pacificador cuando fue asesinado por Salazar.

Según los relatos, Salazar habría dicho que el propietario le estaba faltando el respeto porque él estaba bebiendo alcohol y fumando de una pipa de agua en la parte trasera del establecimiento.

Cuando Frías, Díaz Méndez y dos mujeres salían del negocio por una puerta trasera, Salazar supuestamente comenzó a gritar desde el otro lado de la calle Broadway donde está situado el negocio y luego disparó, impactando con una bala la cabeza de la víctima.

“Díaz Méndez también se preocupó de que algunos de los invitados estuvieran fumando marihuana” en su tienda.

Díaz Méndez, quien tiene licencia para portar armas de fuego, disparó un tiro al aire piso para disolver el altercado y dispersar a los invitados no deseados, según el informe.

Un video de vigilancia grabó a Salazar agitado en la acera de la calle.

“Se ve que se está volviendo agresivo con Díaz Méndez, pero también con los de su propio grupo”, según el informe.

Díaz Méndez le dijo a la policía que recibió mensajes de texto de un familiar diciéndole que Salazar estaba de regreso y esperaba afuera.

Cuando Frías, Díaz Méndez y las dos mujeres salieron de la tienda, todas vieron un Mercedes Benz negro parado al otro lado de la calle, según el informe.

Frías fue declarado muerto a las 10:38 de la mañana en el hospital Beth Israel Deaconess en Boston.

 

Leave a Comment